Antonio Aguilar - LETRAS (El caballo blanco)

El corrido del caballo blanco (Aporte de Clovis Caetano - Brasil)

1Este es el corrido del caballo blanco
que en un día domingo feliz arrancara,
iba con la mira de llegar al norte
habiendo salido de Guadalajara.

Su noble jinete le quitó la rienda, le quitó la silla
y se fue a puro pelo,
cruzó como rayo tierras nayaritas
entre cerros verdes y lo azul del cielo.

A paso más lento llegó hasta Escuinapa
y por Culiacán ya se andaba quedando.
Cuentan que en Los Mochis  ya se iba cayendo,
 que llevaba todo el hocico sangrando.

Pero lo miraron pasar por Sonora
y el valle del Yaqui le dio su ternura.
Dicen  que cojeaba de la pata izquierda
y a pesar de todo siguió su aventura

Llegó hasta Hermosillo
siguió pa' Caborca
y por Mexicali sintió que moría,
subió paso a paso por La Rumorosa
llegando a Tijuana con la luz del día.

Cumplida su hazaña llegó a Rosarito
y no quiso echarse hasta ver Ensenada.
Este fue el corrido del caballo blanco que salió
 un domingo de Guadalajara.

un domingo de Guadalajara.

 

Serenata

8Al pie de tu ventanita mi amor te viene a cantar.
¡Al fin! Mi amor necesita tu amor para no llorar.

En esa la dura reja de tu ventana florida,
igual que las madreselvas se está enredando  mi vida.

Y…¡Ay, ay, ay, ay,  ay!, te vengo a cantar..
¡Ay, ay, ay, ay, ay!, te vengo a adorar.
¡Ay, ay, ay, ay, ay!, te vengo a rogar.
¡Ay, ay, ay, ay, ay!, no lo puedo evitar.

La noche nos va cubriendo
ya es hora para arrullar,
porque a los enamorados
nos gusta la oscuridad.

Un beso tuyo es mi anhelo,
sentir tu cuerpo cerquita,
para besar tu boquita,
sentir que me voy al Cielo.

Y…¡Ay, ay, ay, ay,  ay!, ¡qué lindo es amar!
¡Ay, ay, ay, ay, ay!, ¡qué lindo es querer!
¡Ay, ay, ay, ay, ay!, tú me haces soñar,
¡Ay, ay, ay, ay, ay!...

¡Ya te quiero besar!

 

 

Guadalajara

43¡Guadalajara!
¡Guadalajara, Guadalajara!

¡Guadalajara, Guadalajara!

Guadalajara, Guadalajara,

Guadalajara, Guadalajara...

 

Tienes el alma de provinciana

hueles a limpia rosa temprana,

a verde jara fresca del río;

son mil palomas tu caserío,

 

Guadalajara, Guadalajara

hueles a pura tierra mojada.

 

 

Ay, ay, ay, ay! Tlaquepaque,  pueblito...

 

Tus olorosos jarritos

hacen más fresco el dulce tepache

para la birria junto al mariachi

que en los parianes y alfarerías

suenan con triste melancolía.

 

 

¡Ay,  ay,  ay,  ay! Guadalajara rosa...

Quiero decirte una cosa:

 

Tú que conservas agua del pozo

y en tus mujeres el fiel rebozo…

 

Guadalajara, Guadalajara,

tienes el alma más mexicana..

 

¡Ay, ay, ay! ¡Ay, ay, ay! ¡Ay, ay,  ay! ¡Ay,  ay,  ay!

 

Guadalajara... Guadalajara.

 

 

LA MANCORNADORA

6Ando ausente del bien que adoré
Apasionado por una mujer
Sólo tomando disipo mis penas
Con las copas llenas para divagar.
Que si lo hiciste de mala intención
O con el fin de hacerme padecer
Que no me miras rodeado de flores
Y nuevos amores me sabrán querer.
Si tú fueras legal con mi amor
Tú gozarías de mi protección
Pero en el mundo tú fuiste traidora
La mancornadora de mi corazón.
La despedida yo no se las doy
La despedida será esta canción
La despedida yo se las daré
Cuando yo me vaya de esta población.

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: