Aventuras en México - LETRAS

Rosarito (Arbolea, ea, ea…)

27Ven aquí, mi Rosarito.
Ven aquí, niña Rosario
que me encuentro muy solito
sin cariño y sin amparo.

Mira que soy huerfanito
¡Ay, Rosario! ¡Mi rosario!
¡Ay que sí!¡Ay que no!
Es mi Rosarito ramito de olor.
¡Ay que sí! ¡Ay que no!
Vámonos, Rosario, juntitos los dos.

Arbolea, ea, ea…
el vientecito te bambolea.
Arbolea, ea, ea…
Ven, Rosarito, que yo te vea.

¡Que quiero verte venir!
¡Que quiero verte llegar!
¡Que estás loquita por mí
y yo, Rosarito, por ti mucho más!
¡Que estás loquita por mí
y yo, Rosarito, por ti mucho más!

Arbolea, ea, ea…
Ven, Rosarito, que yo te vea.
Arbolea, ea, ea…
el vientecito te… bambolea.

 

 Jarabe jarocho

18Para cantar el jarabe
para eso me pinto yo.
Para eso me pinto yo
para cantar el jarabe

Para cantar el jarabe…

Para rezar el rosario,
mi hermano el que se murió.
Ese sí era santulario,
no pícaro como yo.

Para rezar el rosario…

Cogollo de lima, cogollo de lima,
ramo de laurel.
¿Cómo quieres, china, cómo quieres china
que te venga a ver si salgo muy tarde?
Si salgo muy tarde, vengo del cuartel.
Pasa mucho tiempo, pasa mucho tiempo
sin poderte ver.
¿Cómo quieres, china…?
¿Cómo quieres, china, que te quiera, china…?

Éste es el jarabe loco que a los muertos resucita.
Salen de sus sepulturas moviendo sus cabecitas.

Salen de sus sepulturas…..

 

 Torero español

7Brilla el oro de la arena y se adorna el redondel
con el ¡ole! en la barrera de unos labios de mujer.
En España lo cautiva, por su gracia y su color,
la ovación que brota viva para el torero español.

Torero español, romance de valentía.
Torero español, clavel de la tierra mía.
Torero español, sangre y gloria de laureles.
Torero español, sobre un ruedo de claveles.

Tú eres eco de la Alhambra, patio del Guadalquivir,
bello embrujo de la zambra, flor que adorna el mes de abril…
y eres copla sobre el viento, y eres de oro como el Sol,
y eres cruz de sufrimiento, tú, mi torero español.

Torero español, romance de valentía.
Torero español, clavel de la tierra mía.
Torero español, sangre y gloria de laureles.
Torero español, sobre un ruedo de claveles.

Torero español… ¡Torero!

 

 Huapango torero

28Mientras que las vaquillas son en el tentadero
única y, nada más, nada más, pa’ los toreros
por fuera del redondel por cierto de piedras hecho
sentado llora un chiquillo, sentado llora en silencio.

Con su muletilla enjuga sus lágrimas de torero.
Con su muletilla enjuga sus lágrimas de torero.
La noche cae en silencio, la Luna llena vuelve allá lejos.
Se empiezan a acomodar las estrellas en el cielo.
Y rumbo hacia los corrales se ve al chiquillo que va resuelto.
Él quiere torear un toro, su vida pone por precio.

Silencio…los caporales están durmiendo.
Los toros…los toros en los corrales andan inquietos.
Un capote en la noche…a la luz de la Luna, quiere torear.

Silencio…

De pronto, la noche hermosa ha visto algo y está llorando.
Palomas, palomas blancas vienen del cielo, vienen bajando.
Mentira. Si son pañuelos, pañuelos blancos, llenos de llanto…
que caen como blanca escarcha sobre el chiquillo
que ha agonizado.

¡Toro, toro asesino! ¡Ojalá te lleve el diablo!
¡Toro, toro asesino! ¡Ojalá te lleve el diablo!

Silencio…los caporales están llorando.

 

Pájaro pinto

10Pajarito pinto que por las mañanas
cantando te posas sobre mi ventana
con tus dulces trinos el sueño me quitas
y para escucharte acudo a tu cita.

Porque quiero, quiero tu canto aprender
pues tú como nadie lo sabes hacer.

Canta, pajarito, canta. Deja en mi garganta
tu agradable son.
Dame de tu pico de oro el rico tesoro
que hay en tu canción.
Dime, pajarito, dime ¿quién te dio el sublime
arte de cantar?
Pajarito, yo quisiera que mi voz tuviera
tu don celestial.

Pajarito pinto que tiendes tu vuelo
y luces en tus alas colores de cielo…
ven a mi ventana que,  cuando te posas,
cantando florecen claveles y rosas.

Porque quiero, quiero tu canto aprender
pues tú como nadie lo sabes hacer.

Canta, pajarito, canta. Deja en mi garganta
tu agradable son.
Dame de tu pico de oro el rico tesoro
que hay en tu canción.
Dime, pajarito, dime ¿quién te dio el sublime
arte de cantar?
Pajarito, yo quisiera que mi voz tuviera…
tu don celestial.

 

Sonajero plateado

15En un rincón abandonado
de mi casita me encontré
un sonajero plateado
y con cariño lo soné.

Rumores de canciones bellas
brotaron a su alegre son.
Y un cielo mágico de estrellas
iluminó mi corazón.

Sonajero, estrella y lucero,
sonarte yo quiero; me gusta tu son.
Sonajero de mi tierna infancia
que tiene fragancia de flor de ilusión.
Sonajero, un tiempo pasado
sin hiel ni pecado
revive a tu son.
Sonajero, un tiempo pasado
sin hiel ni pecado
revive a tu son.

Mi sonajero es relicario,
con él mi madre me arrulló
parece gloria de un rosario
donde sus besos engarzó.
Revive una canción de cuna
en su ligero repicar.
Un ángel baja de la luna
con un inquieto aletear.


Sonajero, estrella y lucero,
sonarte yo quiero; me gusta tu son.
Sonajero de mi tierna infancia
que tiene fragancia de flor de ilusión.
Sonajero de mi tierna infancia
que tiene fragancia de flor de ilusión.

Sonajero, un tiempo pasado
sin hiel ni pecado
revive a tu son.
Sin hiel ni pecado…
revive a tu son.

 

Las golondrinas

31¿Adónde irá, veloz y fatigada,
 la golondrina que de aquí se va?
O si en el viento se hallará extraviada
buscando abrigo…y no lo encontrará.

Ave querida, amada peregrina
mi corazón al tuyo estrecharé.
Oye tu canto ¡Oh, tierna golondrina!

Recordaré tu nombre y lloraré.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: