Escucha mi canción-LETRAS

Pueblecito de estrellas

35Parecen las estrellas en el cielo
las luces de una aldea de cristal,
un pueblo de casitas tan pequeñas
que cabe cada casa en un dedal.
Mirándolas, parece que adivino
cuál es la que me roba el corazón.
Y pido que me enseñen un camino
que lleve hasta mi estrella esta canción.

La senda que sube al cielo
la siguen los Reyes Magos.
También va buscando amores
por el camino que va a Santiago.

Si el rey Baltasar me lleva,
con él de la mano iré.
Subiré al pueblecito de estrellas
y en una de ellas me quedaré.

Si el rey Baltasar me lleva,
con él de la mano iré.
Subiré al pueblecito de estrellas
y en una de ellas me quedaré.

Subiré al pueblecito de estrellas
y en una de ellas me quedaré.

 

Mi tito Fernando

31En la segunda plazuela, por mano izquierda del Sacromonte,
vive mi tito Fernando,  tras aquel arroyo del monte.
Tiene los grandes caudales, que es lo mejor de Granada:
veinticinco caballos de pura raza, dos parejas de gallos
y cuatro tallos de calabaza…
Cuando palme mi tito le va a dejar a mi menda lerenda
su capital.

¡Ole, mi tito Fernando, que tiene mucho salero!
Se pasa el día ajustando la fuente de su dinero.
Me importa poco que digan que tengo un tío en Granada.
“Que allá  en Granada tiene un tío…” “no tiene tío ni tiene nada…”

 “Que allá  en Granada tiene un tío…” “no tiene tío ni tiene nada…” 

 

  Doce cascabeles

18Doce cascabeles lleva mi caballo
por la carretera.
Y un par de claveles al pelo prendidos
lleva mi romera.

Y la carreta que va delante
mil campanillas lleva sonando,
que hasta las ruedas se hacen su cante
porque los ejes van repicando.

Varal cubierto con arrayanes,
toldo con cielo de Andalucía.
¡Qué bien bracean mis alazanes!
que no hay carreta como la mía.

Doce cascabeles lleva mi caballo
por la carretera.
Y un par de claveles al pelo prendidos
lleva mi romera.

 

 


 

Platerillo, canta el grillo

PlaterilloPlaterillo, canta el grillo,
la esquila y el campo en flor.
Que lo mismo que un chiquillo
buscabas un ruiseñor.

Platerillo, canta el grillo
estribillo de Moguer.
Estampa de borriquillo
y copla de atardecer.

Fue un burrito de romance marismeño,
de algodón, travesura y papel
que al galope con el ángel más pequeño
a jugar a las nubes se fue.

Ya no se alegra el sendero
con el burrito moruno
y a Platerillo, Platero,
con su pasito ligero,
no lo igualaba ninguno.

 Platero, cascabelero,
siempre cargado de flores,
de niños y de luceros.

Platerillo, canta el grillo,
la esquila y el campo en flor.
Que lo mismo que un chiquillo
buscabas un ruiseñor.

Platerillo, canta el grillo
estribillo de Moguer.
Estampa de borriquillo
y copla de atardecer.

 

Platerillo…que se fue

 

Fandangos

Violino tzigano1Un canario se subía por la trenza de tu pelo…
Un canario se subía creyendo que era una fuente.
En tu boquita bebía amor con ansia…
¡Qué suerte!

A tu puerta hemos llegado,
cabello de “emperadora”.
A tu puerta hemos llegado.

Si tú tienes un novio guapo,
dile que salga aquí ahora.
En la esquinita…lo aguardo.

 

Violino tzigano

Violino tziganoOh Tzigano dall'aria triste e appassionata
che fai piangere il tuo violino fra le dita
suona ancora come una dolce serenata
mentre pallido nel silenzio ascolterò.
Questo tango che in una notte profumata
il mio cuore ad un altro cuore incatenò

Suona solo per me,
oh violino tzigano.
Forse pensi anche tu
a un amore laggiù
sotto un cielo lontan.
Se un segreto dolor
fa tremar la tua mano,
questo tango d'amor
fa tremare il mio cuor,
oh violino tzigano!


Questo tango é d’amor
ma il mio amore é lontano.
Suona, suona per me
pur si piango con te,
oh, violino tzigano!


Oh, violino tzigano!

 

  Colorín de la niña bonita

22Se la llevan los titiriteros
al compás del tambor pregonero
la guitarra que ya no acompaña
a la flor más bonita de España.

Ni la cabra que sabe de cuentas,
ni el monito tunante y charrán
me quisieron decir que se iba
montañas arriba, y no volverá.

Colorín de la niña bonita.
El querer que se da no se quita.
Pero a mí, sin querer, me han quitado
el de una hermanita que yo había encontrado.
Por caminos que el viento ha borrado se va…
rezaré a Santa Rita que cantaba: “el querer que se da,
el querer que se da, si se da, no se quita.”

¡Ay, los ojos que ya se han perdido
y jugaban conmigo en el río!
¡Ay, agüita que corres pa’lante
ve a buscarme a la flor caminante!
Ni el aroma de la primavera,
ni el jardín de la fuente dorada,
ni la estrella que brilla más clara
me borran  su cara…y no volverá.

Colorín de la niña bonita.
El querer que se da no se quita.
Pero a mí, sin querer, me han quitado
el de una hermanita que yo había encontrado.
Por caminos que el viento ha borrado se va…
rezaré a Santa Rita que cantaba: “el querer que se da,
el querer que se da, si se da…no se quita.”

 

  Clavelitos

24Mocita, dame el clavel…
dame el clavel de tu boca.
Para eso no hay que tener
mucha vergüenza ni poca.
Yo te daré el cascabel,
te lo prometo, mocita,
si tú me das esa miel
que llevas en la boquita.

Clavelitos, clavelitos de mi corazón,
yo te traigo clavelitos
colorados igual que un tizón.
Si algún día, clavelitos
no lograra poderte traer,
no te creas que ya no te quiero.
Es que no te los pude coger.

La tarde que a media luz
vi tu boquita de guinda…
yo no he visto en Santa Cruz
otra boquita tan linda.
Y luego al ver el clavel
que llevabas en el pelo,
mirándolo creí ver
un pedacito de cielo.


Clavelitos, clavelitos de mi corazón,
yo te traigo clavelitos
colorados igual que un tizón.
Si algún día, clavelitos
no lograra poderte traer,
no te creas que ya no te quiero.
Es que no te los pude coger.

 

  Lloraba un zagal

25Agua que por la ribera se va…que se va…
lágrimas de primavera lloraba un zagal,
un chiquillo que a la gente le quiere cantar
una copla que en el puente se pone a llorar.

¿Por qué no puedo yo tener
mi madre a quien querer
lo mismo que otros niños?
¿Por qué no encuentro al despertar
el beso y el cantar que espera mi cariño?

¡Qué solo está mi sendero!
¡Qué triste está mi corazón!
¿Por qué no escucha mi canción
ni entiende mi oración
la madre que yo quiero?

Agua que por la ribera se va…que se va…
lágrimas de primavera lloraba un zagal,
un chiquillo que a la gente le quiere cantar
una copla que en el puente se pone a llorar.

Lloraba un zagal…
Lloraba un zagal.

 

  Barquito chiquitito, chiquitín

8Tengo un barquito chiquitito, chiquitín
de "olé-canela"
y un pañuelito chiquitito, chiquitín
lleva por vela.

Cuando mi pena está sola,
siempre navega con él.
Me lo envidian las olas,
las blancas olas
y es de papel.

Los charquitos del agua
juegan a mares
y mi barco de vela
son mis cantares
que se lleva escondida
de polizón
la rosita encendida que yo tenía
por corazón.
La rosita encendida que yo tenía
por corazón.

Un rinconcito chiquitito, chiquitín
junto a la orilla
que mi barquito chiquitito, chiquitín
perdió su quilla.

¡Pobre barquito velero!
que de mi mano escapó.
Fue detrás de un lucero,
blanco lucero,
y naufragó.


Los charquitos del agua
juegan a mares
y mi barco de vela
son mis cantares
que se lleva escondida
de polizón
la rosita encendida que yo tenía
por corazón.
La rosita encendida que yo tenía
por corazón.

 

Violín gitano

9Para siempre cantar y andar será mi sino,
la mirada clavada siempre en un destino.
En su vida de alegre y pobre peregrino
para el niño gitano nunca tiene fin.

Va buscando un amor de madre en su camino
y a buscarlo le ayuda el son de un violín.

Una vez me dormí y soñé que en un vuelo
un camino subí y de pronto me vi
en las puertas del cielo
Desde el cielo un rumor
de canciones venía
y una nana de amor
arrullaba el dolor
que en mi pecho sentía.
Desde el cielo un rumor
de canciones venía
y una nana de amor
arrullaba el dolor
que en mi pecho sentía.

Una nana de amor
que en mi pecho sentía.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: